Camboya: ¡Seguiremos defendiendo nuestros árboles!



“¡No nos rendimos hasta detener la hidroeléctrica definitivamente!”. De manera decidida se planta Ven Vorn ante el Ministerio de Energía en Phnom Penh. Junto a cinco representantes indígenas ha llegado a la capital desde las montañas de Cardamomo para defender su hogar, el valle del río Areng, de la destrucción.
Unas 20.000 hectáreas de selvas quedarían inundadas para poner en funcionamiento la hidroeléctrica. La mitad de esa superficie se encuentra en una reserva natural protegida. El área es especialmente rica en especies animales poco comunes como el cocodrilo de Siam, elefantes y la pantera nebulosa. Habitantes ancestrales serán desplazados de sus tierras habitadas por sus familias desde hace siglos.
Recientemente, el gobierno de Camboya ha otorgado permiso a la empresa Sinohydro Resources para construir la represa Cheay-Areng. Sinohydro pertenece a Powerchina, una de las empresas chinas más grandes.
Esta decisión se tomó a pesar de la gran oposición a la destrucción del tesoro natural. Junto a monjes budistas y a activistas de Mother Nature, los habitantes del valle han conseguido que dos empresas chinas abandonen el proyecto, argumentando la destrucción que supone y lo poco rentable que resultaría.
Ahora, la población del valle del río Areng se ve confrontada a la misma situación: desde mediados de marzo han bloqueado el paso hacia el valle para trabajadores y máquinas de Sinohydro. Los monjes han señalizado los árboles para su protección. Salva la Selva ayudó con donaciones y juntó más de 90.000 firmas.
Por favor, participa en nuestra petición dirigida a Powerchina. Queremos ayudar a los activistas a seguir defendiendo los árboles.


Accedé a la campaña
.

0 comentarios:

Sobre Nosotros

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Blog Archive