Borneo: emergencia desde el parque nacional



El Parque Nacional Tanjung Puting en Borneo se extiende por más de 400.000 hectáreas y alberga ecosistemas de bosques únicos a nivel mundial. Tupidos manglares cubren las costas y desembocaduras de los ríos y tierra adentro se extienden bosques pantanosos y turberas.
En estas selvas vive amenazado de extinción el mono narigudo. Estos habitantes de los árboles solo existen en Borneo y viven siempre cerca del agua. En el área protegida hay también 6.000 orangutanes, 250 especies de aves y más de 600 especies de árboles.
La palmicultora Bumitama Gunajaya Agro (BGA) está talando amplias superficies de bosques primarios y turberas en el Parque Nacional Tanjung Puting y en su área de  para hacer sitio a sus monocultivos de palma.
Las talas que lleva a cabo BGA son ilegales y contravienen varias leyes. En 2011, el presidente  Yudhoyono estableció una moratoria a la tala de estos ecosistemas, que acaba de ser prolongada para dos años más.
La empresa no cuenta con estudios de impacto ambiental para las plantaciones y habría obtenido el visto bueno por medio de sobornos a las instituciones locales. Los habitantes del pueblo Sekonyer denuncian que BGA les ha robado sus tierras.
La empresa lleva a cabo una “agresiva estrategia de expansión” y planifica establecer cada año 13.000 hectáreas de plantaciones de palma.
Por favor, ayuda a detener a los destructores de la selva uniéndote a la petición al gobierno indonesio.


Accedé a la campaña
.

El Deutsche Bank amenaza a los tigres



La empresa carbonífera estatal Coal India necesita dinero contante y sonante para continuar con sus ambiciosos planes mineros y para ello conseguirlo cuenta con la ayuda del Deutsche Bank, que ayudará a la empresa a vender en bolsa mil millones de dólares en acciones.
Coal India no sólo es el mayor productor de carbón del mundo, sino también el peor: se ha visto involucrada no sólo en desplazamientos forzados de población, ha fomentado el trabajo infantil y la destrucción del hábitat de tigres amenazados de extinción.
En el centro de India existen planes para abrir 13 nuevas minas y muchas nuevas centrales de carbón. Greenpeace India ha investigado los impactos de estos planes sobre los tigres. Más de 1 millón de hectáreas de bosques tropicales caerán víctimas de las explotaciones de carbón y por lo menos diez reservas de tigres están amenazadas.
El Sr. Shinde, responsable de medio ambiente de una de las mayores filiales de Coal India reduce el problema a una simple fórmula: “Debemos elegir si queremos electricidad o tigres”. Los pobladores de la región y ecologistas de la India exigen preocupados desde hace tiempo que se detenga la expansión de las minas de carbón.
El Deutsche Bank ya se ha decidido hace tiempo en contra de los tigres y a favor del carbón. Los banqueros sólo piensan en las ganancias, y con seguridad pensaron que su inescrupulosa opción por el carbón en India pasaría desapercibida. Sólo la presión ciudadana puede hacerles cambiar de idea y salir del destructivo negocio.
Dile al Deutsche Bank que termine hoy mismo sus negocios con el carbón en India y ayuda así a que entren en razón.


Accedé a la campaña
.

Sobre Nosotros

Seguir por E-Mail

Temas

Blog Archive