En contra de las plantaciones de palma y caucho



En África y Asia, trabajadores bloquearon las plantaciones de la empresa Socfin, a la que acusan de robarles tierras para establecer plantaciones de palma. La gente del lugar exige que el principal accionista, el grupo francés Bolloré, respete sus derechos y devuelva sus tierras. Nuestro apoyo.
En Camerún, campesinas y campesinos se han plantado y bloquean plantaciones de la empresa Socfin, una filial del grupo Bolloré. Socfin planta 43.700 hectáreas de palma aceitera y árboles de caucho. Unas 6.000 personas han perdido sus parcelas. “Nos robaron esas tierras. Hemos venido a recuperarlas”, dice el campesino Michel Essonga en Dibombari.
El hambre de Socfin por las tierras es inmensa. En 2014, la empresa tenía en varios países de África cerca de 116.000 hectáreas de tierras plantadas con palma aceitera, lo que supone un aumento de un 8% con respecto al año anterior.
“La población está indignada” dice Emmanuel Elong, presidente de la International Alliance of Plantation Communities. Los manifestantes esperan negociaciones, aunque temen, en algún momento la disolución de las protestas por la policía.
Socfin rechaza las acusaciones y califica las plantaciones de “pioneras del progreso social”. El grupo multimillonario Bolloré, que cuenta con el 39 por ciento de las participaciones en Socfin, dijo a los campesinos no tener ninguna influencia. Emmanuel Elong siente que le toman el pelo “el grupo Bolloré obtiene dividendos y niega su responsabilidad”.
En Liberia, Costa de Marfil y Camboya, donde Socfin ha establecido plantaciones, también existen protestas. Miles de campesinos se han manifestado allí las pasadas semanas.
Los pequeños campesinos exigen de Socfin y del grupo Bolloré, las compensaciones prometidas, respeto a sus derechos sobre la tierra y la devolución de sus parcelas. Las personas dependen de sus tierras. Por favor, apoye sus demandas.


Accedé a la campaña
.

Defensora de la selva perseguida en Malasia



Quieren detener a la periodista Clare Rewcastle Brown. El motivo: haber informado a la opinión pública sobre la destrucción de las selvas y la corrupción en Malasia. Exigimos que defiendan la selva y son los políticos corruptos quienes deben ir a la cárcel.
Empresas madereras talan en Sarawak todo lo que se pone por delante. Biodiversas selvas caen debido a la avaricia y el afán de lucro. El anterior jefe de gobierno Taib Mahmud fue acusado de estar presuntamente durante décadas al frente de una mafia maderera y de haber desviado dinero por millones. Corrupción y mafia maderera van inextricablemente unidos.
Desde hace años, informa la periodista Clare Rewcastle Brown en el “Reporte Sarawak” sobre la destrucción de las selvas. Ahora, el gobierno de Malasia la persigue. A principios de agosto, se emitió una orden de captura contra de la periodista, que vive en Londres. El gobierno la acusa de poner en peligro la democracia y de de informar con reportajes supuestamente falsos "para inquietar a la población". Enfrenta por eso hasta 25 años de prisión.
Rewcastle Brown informó que del fondo de inversión estatal llamado 1MDB habrían fluido 625 millones de euros a la cuenta privada del primer ministro Najib Razak.
La periodista está segura de que se vigilaron sus mensajes de correo electrónico: sus interlocutores fueron apresados en Malasia. Ella misma fue perseguida en Londres por desconocidos y ahora cuenta con custodia policial.
El caso Rewcastle Brown muestra lo riguroso que es el gobierno de Malasia contra sus críticos y sus formas de amedrantación y silenciamiento. Personalmente no tiene miedo a ser detenida dice Rewcastle Brown. “Al gobierno no le interesa amedrentarme a mí. Lo que quiere es intimidar a su propia población.”
Mientras se impida a periodistas y a otras personas críticas desvelar las tramas de corrupción, continuará siendo un desastre para la democracia malasia, para pueblos como el Penan y para las selvas. Políticos corruptos y empresarios pueden continuar llevando a cabo negocios ilegales a plena luz del día.


Accedé a la campaña
.

¡Las plantaciones NO son bosques!



La definición de bosques de la FAO abre las puertas a la destrucción de los bosques al permitir su sustitución por monocultivos industriales de árboles. Los bosques albergan innumerables especies animales y vegetales que los llenan de vida y millones de personas dependen de ellos. Pedimos a la FAO que cambie su definición de bosques.
Los bosques del mundo se destruyen a un ritmo sobrecogedor.
En septiembre, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación FAO realiza el Congreso Forestal Mundial en Durban sobre el 'futuro sostenible' de los bosques. En el evento dominado por la industria maderera participan además hacedores de políticas.
El enfoque de la FAO está vinculado a un error fundamental: define los bosques como una mera superficie cubierta de árboles. Así, se pueden arrasar bosques y reemplazarlos por plantaciones de caucho, o cortar bosques templados o subtropicales altamente biodiversos para dejar sitio a plantaciones estériles de pinos o eucaliptos –y nada de esto se clasificaría como 'deforestación neta'. Si la industria arranca pastizales o toma y convierte tierras campesinas en monocultivos industriales de árboles o desiertos verdes, eso para la FAO es 'reforestación'.
La FAO se niega pues a definir los bosques por su diversidad biológica, social, cultural y espiritual mientras promueve la expansión de plantaciones industriales de árboles a gran escala a expensas de comunidades y bosques reales. Promueve soluciones falsas a la cirisis climática al considerar los bosques como meros almacenes de carbono. Incluso llaman “bosques” a plantaciones de eucaliptos genéticamente modificados. Grupos ecologistas, movimientos sociales y científicos rechazan esta definición deficiente desde hace años.
Durante el Congreso Forestal Mundial, Salva la Selva confrontará junto a otras organizaciones ambientales de todo el mundo el modelo orientado a los negocios del Congreso. Nos reuniremos en un Programa Alternativo de la Sociedad Civil a discutir sobre las causas reales de la destrucción de los bosques y sus responsables.
Por favor, apoya la petición que entregaremos al Congreso Forestal Mundial.


Accedé a la campaña
.

Sobre Nosotros

Seguir por E-Mail

Temas

Blog Archive