Transando con Monsanto



Esta semana el pequeño pueblo de Malvinas Argentinas podría brillar en los titulares mundiales -- si finalmente logran parar la fábrica de semillas de maíz transgénico más grande del planeta. Pero necesitan nuestro apoyo urgente para ganar.
La licencia ambiental de Monsanto ya fue oficialmente rechazada y el Intendente de Malvinas Daniel Arzani podría retirar el permiso original esta misma semana. Pero muchos temen que esta victoria dure poco y pronto se tramite un nuevo permiso. Solo una cosa puede animarle a archivar el proyecto del todo: una protesta nacional que le muestre a él y a sus jefes de partido de la UCR que esta decisión los perseguirá en las próximas elecciones. Si siguen transando con Monsanto perderán votos, pero si lo rechazan ahora ganarán un respaldo multitudinario.
Con casi el 70% de los residentes contrarios a la planta, la comunidad podría estar a pocos pasos de la victoria. Clickeá acá para unirte y comparte la campaña con todo el mundo: enviemos una avalancha de mensajes al Intendente y a los dirigentes de su partido para que le cierre las puertas a la fábrica de semillas mutantes de Monsanto para siempre.


Accedé a la campaña
.

Asesinato por biocombustibles de la Unión Europea



El grave conflicto por la tierra de los nómadas del bosque en Indonesia dura ya tres décadas y actualmente se relaciona directamente con la política de biocombustibles de la Unión Europea. Gran parte del aceite de palma que se mezcla con el combustible europeo procede de plantaciones de palma de Indonesia.
Unos 2000 soldados y fuerzas de seguridad que habrían sido pagados por Asiatic Persada para disolver las protestas contra la empresa, agreden y amenazan a los pobladores locales. En esta ocasión, un campesino llamado Titus fue secuestrado en su casa por soldados y llevado a un molino del lugar llamado Bungku, en la provincia Jambi tras golpearlo por el camino. Miembros de su familia y otros campesinos se presentaron en el lugar para exigir que lo dejaran libre. Los soldados dispararon al aire y al suelo. Seis personas fueron golpeadas brutalmente. Uno de ellos, llamado Pujiono fue esposado y sus pies atados y murió más tarde en el hospital. Feri Irawan, colega de la organización contraparte local Perkumpulan Hijau ha recogido el cuerpo de Pujiono del hospital y ha denunciado el asesinato.
Con estos hechos ocurridos el 5 de marzo, escala un conflicto de larga duración para los nómadas del bosque del pueblo Suku Anak Dalam en Sumatra. La empresa palmicultora comenzó a talar los bosques de los nómadas en 1986. Pero los pobladores no se dejaron expulsar de las tierras de sus ancestros y desde entonces procuran sobrevivir en un 'desierto' de palmas aceiteras.
A la vista de esta y muchas otras situaciones similares: Autoridades de la Unión Europea, modifiquen de una vez su política de biocombustibles a la vista de la escalada de violencia por la tierra.


Accedé a la campaña
.

Acaben con Keystone: la mega bomba de carbono



En estos momentos, el gobierno norteamericano está a punto de tomar la decisión que definirá la presidencia de Obama en materia de cambio climático: aprobar o rechazar un descomunal oleoducto que podría llegar a transportar 830.000 barriles diarios del petróleo más sucio del mundo, desde Canadá a Estados Unidos.
La aprobación del oleoducto Keystone XL, descrito como “el detonador de la bomba de carbono más grande del planeta”, ayudaría a bombear miles de millones de dólares a los bolsillos de unas pocas compañías... pero también a inyectar millones de toneladas de dióxido de carbono en nuestra atmósfera. Audaces intervenciones ciudadanas ya retrasaron el proyecto una vez y, la semana pasada, un fallo judicial le asestó otro duro golpe. Si ahora nos movemos rápido y de forma masiva, podemos contribuir a acabar con este tóxico plan de una vez por todas.
John Kerry, Secretario de Estado de EE.UU. y máximo responsable de relaciones internacionales, ha abierto una ronda final de comentarios para la consulta pública. Sabe que esta decisión es la prueba de fuego para que EE.UU. demuestre su liderazgo en la lucha contra el cambio climático. Convirtamos el proceso en un referéndum global, inundándolo con un millón de firmas de cada país del mundo. Quedan pocos días para participar. Únete ahora.


Accedé a la campaña
.

Brasil: ¿naturaleza o eucalipto?



"Suzano destruye nuestro sustento: nuestros árboles frutales, plantas medicinales, animales salvajes y la belleza de la naturaleza”, se queja un líder campesino.
Casi un tercio del cerrado ya ha sido arrasado por la industria de la soja, quemado por ganaderos o utilizado como fuente de materia prima para la producción de carbón vegetal. Ahora la empresa brasilera Suzano de celulosa y papel destruye el cerrado para expandir sus monocultivos de eucalipto.
El Movimiento Mundial por los Bosques WRM ha visitado el Bajo Paranaíba en el estado de Maranhão. Suzano ha talado allá entre 30.000 y 40.000 hectáreas. En total están planificadas en el nordeste brasilero hasta 560.000 hectáreas de plantaciones de eucalipto.
Según WRM, con la madera que produzca Suzano no quiere sólo abastecer sus fábricas de papel, sino también introducirse en el lucrativo mercado energético. Los árboles cortados en trocitos podrían ser vendidos a centrales energéticas y productores de pellets en Europa. La política de energías renovables de la Unión Europea aumenta la demanda de madera como combustible.
Para el cerrado y sus habitantes, los monocultivos de eucalipto son una catástrofe. En estos no pueden sobrevivir animales ni plantas. Los suelos y reservas de agua se arruinan. La gran demanda de agua conduce a que las aguas subterráneas se reduzcan significativamente y se secan las fuentes de agua.
También los pobladores se ven desplazados. Suzano aprovecha el hecho de que muchos campesinos no poseen títulos oficiales de la tierra. El Estado otorga concesiones sobre la tierra a la empresa sin tener en cuenta a las personas.
Los pobladores piden apoyo internacional.


Accedé a la campaña
.

Sobre Nosotros

Seguir por E-Mail

Temas

Blog Archive