Detengamos la construcción de la represa de Agua Zarca



Berta Cáceres defendió con valentía la tierra y los recursos naturales de los que su pueblo depende para sobrevivir y, por ello, fue brutalmente asesinada. Muestra tu apoyo al trabajo de Berta. Actúa, firma y ayuda a poner fin a la violencia.
Únete a la lucha y exige a las empresas e inversores involucrados en el proyecto hidroeléctrico de Agua Zarca que retiren su financiación y lo abandonen inmediatamente.
El pueblo indígena Lenca ha demostrado de forma pacífica su enérgica oposición a este proyecto hidroeléctrico. La comunidad puede perder su acceso al río Gualcarque, un río que considera sagrado y que constituye una importante fuente de agua y alimentos. Oponerse a los intereses de los poderosos puede ser muy peligroso. Berta Cáceres no es la primera activista pro derechos sobre la tierra asesinada, ni en Honduras, ni en el resto del mundo, pero debe de ser la última.
Pertenecía a la comunidad indígena Lenca de Honduras y hace más de dos décadas cofundó el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) para defender los derechos de su pueblo. Lideró la oposición pacífica a la construcción de la represa que habría alterado el acceso de la comunidad al agua y a los alimentos. Esta lucha le costó la vida.
La familia de Berta y otros miembros de su organización también se encuentran amenazados. Exigimos a las autoridades de Honduras que garanticen su protección y seguridad.
Apenas dos semanas después del asesinato de Berta Cáceres, otro activista pro derechos sobre la tierra y miembro de COPINH ha sido asesinado en Honduras. Nelson García fue tiroteado mientras demostraba su apoyo a una comunidad Lenca que estaba siendo desalojada de sus tierras.
Los inversores y las empresas internacionales no pueden seguir apoyando este proyecto contra el que Berta Cáceres luchaba.
El Banco Centroamericano de Integración Económica, el banco de desarrollo holandés FMO, el FinnFund de Finlandia y el partenariado alemán Voith-Hydro (Siemens), constructores de la represa, deben retirarse del proyecto.
El FMO y FinnFund han anunciado la suspensión de sus actividades en Honduras, entre ellas las relacionadas con el proyecto hidroeléctrico de Agua Zarca. Estas son, sin duda, buenas noticias, pero no es suficiente. Todos los inversores deben abandonar totalmente y de forma inmediata este proyecto.
Pongamos fin a la violencia y detengamos la construcción de la represa de Agua Zarca.


Accedé a la campaña
.

0 comentarios:

Sobre Nosotros

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Blog Archive