Desalojan el campo ocupado en Santiago

Desalojan el campo ocupado en Santiago

Fecha de Publicación: 13/12/2009
Fuente: Clarín
Provincia/Región: Santiago del Estero


Fue por una orden de la Justicia. Se lo había apropiado un supuesto testaferro de Ishii.
Unas 70 personas, entre funcionarios judiciales, de Fiscalía de Estado, Dirección de Bosques y policías, llevaron adelante un megaoperativo en el que desalojaron el campo fiscal de más de 9.300 hectáreas, que había sido ocupado y desmontado ilegalmente, aparentemente por Walter Abella, un presunto testaferro de Mario Ishii y además, socio de su hijo Fabio Adrián.
El megaoperativo se llevó adelante en la siesta del viernes, en el paraje Fisco Grande, departamento Alberdi, a 290 km al norte de Santiago y, debido a la intensa lluvia caída en la zona, debieron entrar en camionetas 4x4 y helicópteros, con el apoyo de la policía, el Grupo Especial de Rescate y Comando Radioeléctrico.
La orden la dio el juez que entiende en la causa, Miguel Moreno, a cargo del Juzgado del Crimen de Segunda Nominación de Santiago. Del campo secuestraron maquinarias, elementos de labranza y se procedió a desalojar a los empleados que estaban efectuando diversas tareas. "Sospechamos que trasladaron varios miles de cabezas de ganado a otro campo", dijo una fuente policial. Allí sólo había 84 animales.
No hubo resistencia de parte del personal, con lo cual se pudo medir las hectáreas desmontadas (serían cerca de 4.000) y revisar los linderos. Era tan avanzado el grado de desmonte y la explotación agropecuaria que se constató que se habían realizado 10 perforaciones para la extracción de agua, que iba a ser utilizada para consumo de los animales y para riego.
Abella es un tucumano que hasta hace 5 años vendía celulares y ahora se proclama millonario y hombre del ultrakirchnerista Mario Ishii en Santiago. Es socio de Fabio Ishii, hijo de Mario, en ConyAgro SRL, la sociedad que aparentemente explotaba el campo.
El caso saltó a la luz por una investigación de Clarín que daba cuenta de la presunta apropiación ilegal y desmonte, hecho que fue denunciado por la justicia.
El campo quedó en custodia y ahora la justicia seguirá la pista de un abogado, dos escribanos y dos empresarios, que habrían intervenido en la venta de los lotes.
Abella, el presunto testaferro, también está denunciado por el intento de apropiación de otras 39.500 hectáreas y por desmontes ilegales en un campo ubicado a la vera de la ruta 132, en el departamento Jiménez, del que sería titular y de donde se secuestraron dos topadoras con las que se había desmontado gran parte del inmueble.

0 comentarios:

Sobre Nosotros

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Blog Archive