Pedí por un caribe libre de megaminería

Minería contaminante en el Caribe

"Soy demasiado grande para volver a mudarme. Esta es mi tierra, y aquí me quedaré”, dice Juliana Guzman, campesina de La Cerca. Se sienta en su casa, cuyas paredes están todas agrietadas. Cada día, las explosiones hacen temblar la tierra. Sus vecinos de la cooperativa sostienen en la mano los frutos de cacao enmohecidos. Los productos tóxicos de la mina de oro al otro lado de la montaña destrozan su cosecha. Para extraer el oro se utiliza cianuro, altamente venenoso, que se distribuye por los ríos a los suelos de los alrededores produciendo gran contaminación y graves daños.
El pueblo La Cerca se encuentra en la cordillera central de la República Dominicana. Está rodeado de selvas tupidas, en las que viven especies endémicas como el solenodonte o almiquí (Solenodon paradoxus). En diciembre de 2012, la Barrick y la Goldcorp comenzarán la extracción de oro. Necesitarán hasta 24 toneladas de cianuro por día. „El uso de cianuro es un suicidio“, advierte Domingo Abreu de la Asamblea Nacional Ambiental (ANA). El uso de oro es innecesario. Sólo un 11 por ciento del oro se utiliza industrialmente. Este porcentaje puede conseguirse a través del reciclado. El resto del oro se utiliza como inversión segura frente a la crisis global o en joyería.
El cianuro es especialmente peligroso para las aguas de la región. Cerca de la mina nacen ríos y se encuentra la reserva de agua dulce más grande que abastece a todo el país insular. Barrick se ha aseurado por contrato, no tener que responder por daños ambientales. Por eso, la población está alerta. Una coalición de 100 organizaciones de la República Dominicana exige la revisión de los contratos con las mineras.


Accedé a la campaña
.

0 comentarios:

Sobre Nosotros

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Blog Archive