Bumitama Gunajaya Agro sigue deforestando

¿Aceite de palma? ¡No gracias!

Indefenso, un orangután trepa a los restos del último árbol. A su alrededor, todo ha quedado desertizado. Los trabajadores de la empresa palmicultora Bumitama Gunajaya Agro (BGA) talaron completamente muchos kilómetros de lo que era la selva circundante.
Otros tres orangutanes hambrientos, entre ellos una hembra preñada, así como una madre con su cría a la espalda, trepan por los restos de troncos y raíces de los árboles talados.
“Hay más orangutanes en los pequeños restos de selvas en medio de la plantación, y también otros animales en peligro de extinción como monos narigudos”, explica Adi Irawan de la organización International Animal Rescue (IAR). “Los animales están amenazados con la plantación. La empresa debe detener todas las talas inmediatamente.”
Difícil de creer, pero la empresa palmicultora es desde 2007 miembro del sello de certificación para aceite de palma sostenible RSPO. Entre los clientes de la palmicultora BGA se encuentran las empresas IOI, Wilmar y Sinar Mas que a su vez abastecen de aceite de palma a las empresas europeas de alimentación y agrocombustibles (“bio”combustibles). A pesar de todas las críticas que recibe este sello, la Unión Europea reconoce RSPO como sistema de certificación para la sostenibilidad de los agrocombustibles.


Accedé a la campaña
.

0 comentarios:

Sobre Nosotros

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Blog Archive