Pedimos un Pacto Agrario Colombiano

Es indispensable dar soluciones sostenibles a la problemática colombiana. Más allá del incremento de los precios de semillas, agroinsumos y gasolina, el gobierno nacional debe considerar con seriedad y consecuencia la sostenibilidad de sus recursos naturales, fuentes de vida agotables; recursos minerales, suelos agrícolas y agua. Varios países fabricantes y exportadores de agro insumos sintéticos y semillas modificadas genéticamente ya evaluaron sus impactos negativos y priorizaron el desarrollo de una agricultura ecológica o limpia, no solamente por razones de sostenibilidad ambiental, sino también por las exigencias de la demanda consciente de sus beneficios sobre la salud humana.
Es el preciso momento para Colombia, tomar una decisión acertada y ejemplar a escala mundial en términos agrarios hacia una autonomía agrícola sostenible.
Un elemento a tener en cuenta en la priorización de las agriculturas alternativas es el hecho demostrado y documentado por el Sr. Olivier De SchutterInforme, Relator Especial sobre el derecho a la alimentación de la ONU, que en su informe para el 16º período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos dejó en evidencia que la Agroecología está en capacidad de alimentar a la humanidad sin los impactos ambientales negativos de la agricultura de revolución verde.
Las condiciones de vida del campesinado colombiano son en muchos casos indignas, obligándolo a dejar sus tierras ya sea por la presión de actores armados o por la imposibilidad de satisfacer sus necesidades básicas a partir de sus actividades agropecuarias; lo que termina engrosando los cinturones de miseria de las grandes ciudades.

0 comentarios:

Sobre Nosotros

Seguir por E-Mail

Temas

Blog Archive