En defensa de los elefantes de Tanzania



Se trata sobre todo de la supervivencia de los elefantes y otros animales en Tanzania. Los cazadores disparan a miles cada año para comerciar con el marfil, como lo indican datos recientes. Cuando el actual presidente se puso al frente del país había todavía 75.000 elefantes.
El gobierno del presidente Kikwete ha cometido graves errores en sus intentos de evitar la caza ilegal. Además ha apostado por la extracción de recursos del suelo en paraísos naturales. La naturaleza tiene todas las de perder.
Entre estos planes se encuentra el de una mina de uranio en la Reserva de Selous y en los parques naturales limítrofes, así como la construcción de una carretera a través del mundialmente conocido Parque Nacional Serengeti. Esta vía serviría para acortar el transporte de materias primas desde el interior del continente en dirección a la costa – pero interrumpiría la ruta migratoria de millones de animales.
En la bahía de Mwambani en el océano Índico la naturaleza se vería sacrificada en aras de la construcción de un nuevo puerto para las exportaciones. El proyecto amenaza al Parque Marino de Celacanto de Tanga y a los peces extremandamente raros que viven allí. Esta especie de pez ha permanecido como fósil viviente sin experimentar cambios durante 400 millones de años.
En el lago Natron, principal lugar de reproducción de los flamencos enanos, existen planes para el establecimiento de una fábrica de sosa. Justo ahí viven 2,5 millones de estas aves que forman la colonia más grande del mundo de esta especie.
Por favor, firme esta petición. Salva la Selva se une a Serengeti Watch para pedir al presidente de Tanzania que detenga los proyectos que amenazan las áreas naturales y los animales salvajes, a los que debe proteger consecuentemente y considerarlos un valioso patrimonio.


Accedé a la campaña
.

0 comentarios:

Sobre Nosotros

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Blog Archive