P&G dejará de talar selva... cuando haya desaparecido



Proveedores de Procter&Gamble dejan en Indonesia tras de sí extensas deforestaciones. Se relaciona a productores como BW Plantation, KLK y Musim Mas con la destrucción de las selvas y la muerte de orangutanes. No se descarta, que a través de comerciantes de aceite de palma como Wilmar International y Cargill, el dañino aceite de palma aterrice en los productos de P&G y así también en nuestros hogares.
Imágenes satelitales evaluadas por Greenpeace muestran talas de selvas primarias en Papua. Responsable sería Rimba Mestoa Lestari, empresa proveedora de P&G. Desde 2009 y hasta hace poco, se habría destruido una concesión de 30.000 hectáreas de selva.
Algo similar sucede con otros proveedores de aceite de palma de P&G como BW Plantation, que según Greenpeace tala en Kalimantán Central varias áreas habitadas por orangutanes. Y KLK y Musim Mas destruyen el hábitat de diversos animales. O en áreas concesionadas a Rokan Adi Raya se encuentran amenazados de extinción los últimos tigres de Sumatra.
Ahora, P&G promete que desde 2015 sus proveedores tendrán que demostrar de dónde proviene el aceite de palma. Desde 2020, la empresa prescindiría totalmente de aceite de palma de lugares que hayan sido talados. Pero será demasiado tarde. Para entonces, todo el bosque habrá sido destruido. Hoy día, las plantaciones de palma cubren 10 mill de has. en Indonesia. Hasta 2020 faltan sólo seis años, y serán el doble.
A la vista de esta destrucción dramática de las selvas, no es aceptable que una empresa como P&G espere todavía hasta 2020 para renunciar al destructivo aceite de palma. La promesa es una simple maniobra distractiva. P&G procesa anualmente la friolera de 460.000 toneladas de aceite de palma.
Por eso, queremos pedir a la empresa que renuncie inmediatamente a su uso.


Accedé a la campaña
.

0 comentarios:

Sobre Nosotros

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Blog Archive