En contra de las plantaciones de palma y caucho



En África y Asia, trabajadores bloquearon las plantaciones de la empresa Socfin, a la que acusan de robarles tierras para establecer plantaciones de palma. La gente del lugar exige que el principal accionista, el grupo francés Bolloré, respete sus derechos y devuelva sus tierras. Nuestro apoyo.
En Camerún, campesinas y campesinos se han plantado y bloquean plantaciones de la empresa Socfin, una filial del grupo Bolloré. Socfin planta 43.700 hectáreas de palma aceitera y árboles de caucho. Unas 6.000 personas han perdido sus parcelas. “Nos robaron esas tierras. Hemos venido a recuperarlas”, dice el campesino Michel Essonga en Dibombari.
El hambre de Socfin por las tierras es inmensa. En 2014, la empresa tenía en varios países de África cerca de 116.000 hectáreas de tierras plantadas con palma aceitera, lo que supone un aumento de un 8% con respecto al año anterior.
“La población está indignada” dice Emmanuel Elong, presidente de la International Alliance of Plantation Communities. Los manifestantes esperan negociaciones, aunque temen, en algún momento la disolución de las protestas por la policía.
Socfin rechaza las acusaciones y califica las plantaciones de “pioneras del progreso social”. El grupo multimillonario Bolloré, que cuenta con el 39 por ciento de las participaciones en Socfin, dijo a los campesinos no tener ninguna influencia. Emmanuel Elong siente que le toman el pelo “el grupo Bolloré obtiene dividendos y niega su responsabilidad”.
En Liberia, Costa de Marfil y Camboya, donde Socfin ha establecido plantaciones, también existen protestas. Miles de campesinos se han manifestado allí las pasadas semanas.
Los pequeños campesinos exigen de Socfin y del grupo Bolloré, las compensaciones prometidas, respeto a sus derechos sobre la tierra y la devolución de sus parcelas. Las personas dependen de sus tierras. Por favor, apoye sus demandas.


Accedé a la campaña
.

0 comentarios:

Sobre Nosotros

Seguir por E-Mail

Temas

Blog Archive