Chile puede salvar los bosques nublados de Ecuador



El proyecto minero Llurimagua amenaza los bosques nublados primarios y fuentes de agua prístinas de la zona de Intag, en el cantón ecuatoriano de Cotacachi. En estos bosques, de los más biodiversos del mundo, viven osos de anteojos, gallos de la peña, jaguares y monos araña cabeci-café, los últimos en peligro crítico de extinción.
El gobierno ecuatoriano habla de minería “responsable” y se respalda en la trayectoria minera de Codelco en el desierto chileno de Atacama. Pero los bosques de Intag constituyen un ecosistema totalmente diferente. Sí o sí, la minería significará su destrucción y contaminación con metales pesados como plomo, cadmio y arsénico, y la reubicación de no menos de cuatro comunidades. Así lo constataron expertos japoneses que estudiaron la zona en los años 90 y encontraron el cobre.
Desde entonces, la gran mayoría de los pobladores del Cantón Cotacachi -nunca consultados acerca del proyecto- rechazan la minería. Dos transnacionales tuvieron que abandonar la zona en el pasado: Bishimetals en los 90, y Ascendant Copper en el 2007. Los graves conflictos que causaron estas dos empresas enraizaron la oposición a la minería en el valle de Intag.
El avance del proyecto minero ha significado atropellos de derechos fundamentales como el reciente arresto ilegítimo y encarcelamiento de Javier Ramírez, presidente de la comunidad Junín. Desde entonces, Salva la Selva pide junto a más de 140 organizaciones su libertad, sin respuesta de parte de las autoridades.
El gobierno ecuatoriano es insensible a todo reclamo y la zona está como invadida por fuerzas de seguridad del Estado que vigilan, intimidan y criminalizan a quienes protestan. Por eso, apelamos al gobierno chileno para que se retire YA del proyecto minero en Intag (Ecuador) y no siga alentando violaciones de derechos humanos.


Accedé a la campaña
.

0 comentarios:

Sobre Nosotros

Seguir por E-Mail

Temas

Blog Archive